Cómo calentar tu hogar de forma económica

Calentar tu hogar de forma económica se convierte en un reto cuando nos encontramos en los meses más fríos del año. Es en este momento cuando nos toca subir la temperatura de nuestra vivienda y lo que supone un gasto extra en nuestro recibo del hogar.

Por esta razón si quieres resguardar el calor de tu casa sin tener que elevar mucho la factura, sigue estas recomendaciones.

 

Recomendaciones simples para conservar el calor de tu vivienda:

  • Un buen método y obvio a su vez es mantener todas las puertas y ventanas cerradas, pero cuando les dé el sol, hay que tener las persianas o cortinas abiertas, de esta manera no solo entrará luz, sino que también calor, pero por la noche es muy relevante hacer lo contrario, tenerlo todo cerrado casi impenetrable para que aislemos la casa del frío. Cuanto más  gruesas sean las cortinas, o de colores oscuros, mayor será su resultado. El uso de alfombras, también ayuda a conservar el calor en el hogar. Así, Una buena elección es comprar cortinas aislantes con cierre magnético esta tipo de aislamiento nos ayuda a mantener los lugares calientes durante los momentos más fríos del invierno gracias a una cortina transparente que te da la posibilidad de instalarla en los marcos de las cocinas, baños, entradas u oficinas. Para asegurarse de que cierra adecuadamente, lleva instalado un imán que hace que sea rápido y eficaz. Además, no necesitas herramientas para instalarla ya que se coloca con velcros al marco. Mide unos: 85,35 x 207,27 centímetros y un grosor de 0,16 milímetros.

 

  • Coloca  juntas de caucho que aislen tu casa. Si colocas este tipo de  juntas en los accesos que comuniquen con el exterior como por ejemplo puertas y ventanas supondrán un gran ahorro ya que eludirá que penetre el frío por ahí. Esto te perdurará unos 7 años aproximadamente.  Las podemos obtener por Internet en dos colores: blanco y marrón, y de diferentes grosores, desde los 3 a los 5,5 milímetros.

 

  • Coloca puertas Burlete, se fundamenta en un delicado mecanismo que cuenta con unas tiras de aislantes que se ponen en cantos de puertas y/o ventanas. De esta forma resguardan las  posibles corrientes de aire frío y no dejan entrar tampoco el polvo y nos ayuda a ahorrar calefacción, puesto que se aminora nuestro consumo. A su vez, no solo hace que no entre sino que también consigue que el calor de la vivienda se quede dentro y no se pierda nada. También desciende la entrada de ruidos.

 

  • Placas solares: Si tienes una casa unifamiliar, y quieres reducir tu gasto mensual, lo idóneo seria que instalaras placas solares, de esta forma te saldrá más económico que emplear cualquier otro tipo de energía, como por ejemplo el propano a granel, o la básica botella de butano y también contarás con más calor en tu casa. Lo óptimo sería instalar tres placas solares de 320W de 2000 kWh de consumo anual. Asimismo tendremos que pensar en las características de nuestro inmueble y las del panel.

 

Esperamos que en estas fechas en las que necesitamos tirar más de recursos puedas calentar tu hogar de forma económica gracias a estas recomendaciones.

Leer Noticia Anterior: La Arquitectura Moderna con el Desafío Energético

 

 

 


Deja un comentario